Las Lomas de Santiago

RAFAEL CARELA RAMOS

Calle San Mateo

Calle San Mateo

Es difícil encontrarse en Cuba una ciudad con igual topografía que Santiago de Cuba, donde las elevaciones de todo tipo forman parte del paisaje.

Desde que usted va llegando a la ciudad por la carretera de Ocho Vías, la Carretera Central o la de Siboney, a un lado y otro,  lo van flanqueando  las lomas, en esta época reverdecidas por las lluvias y los aires primaverales.

Calle Habana

Calle Habana

Una vez en el centro histórico de la urbe comprobará que, efectivamente, Santiago de Cuba fue fundada hace casi 500 años por el español Adelantado Don Diego Velásquez, a orillas  del mar, pero con asiento en pequeñas y altas lomas, que se dan la mano aquí y se  separan allá, para volver a enlazarse por las calles pavimentadas  y  las viviendas unidas apretadamente, muchas veces por una misma pared.

De norte a sur, desde el Paseo Martí hasta la  Avenida 24 de Febrero (Trocha), y desde este a oeste, de la Central a la Alameda Michelsen, Santiago es atravesada por  calles empinadas, con viviendas en los firmes que uno no sabe cómo pueden mantener el equilibrio y no venirse abajo por lo inclinadas que están.

Hay personas que dicen que no pocas mujeres santiagueras tienen bien desarrollados los músculos de las piernas y los glúteos, por el constante ir y venir, subir y bajar la ciudad, haciendo sus menesteres cotidianos.

Calle San Francisco

Calle San Francisco

Podrá ser verdad o no,  investigación que sería interesante y divertida, pero lo sí es cierto es que las lomas forman parte  del paisaje santiaguero, de sus avatares y modo de vivir, y de la etapa de la lucha contra la dictadura que oprimía al pueblo cubano, antes de 1959.

Como una extensión de las elevaciones citadinas, las montañas santiagueras circundantes no sólo han  sostenido sus entrañas las semillas de valiosos  granos como el café,  frutas y viandas de alta demanda popular, sino que tradicionalmente  han  cobijado a bandoleros, evadidos de la justicia, aventureros,  caciques y campesinos sin vara en tierra y que en la última etapa de la lucha insurreccional contra la dictadura batistiana  fue campamento, cuartel general y cobija de los guerrilleros rebeldes que bajaron como luz de aurora para  redimir la Patria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las Lomas de Santiago

  1. Aídacelia dijo:

    La geografía, el clima y la historia de Santiago han delineado una identidad que desde siglos pasados le otorgan contornos muy firmes dentro del contexto nacional.

  2. Esther dijo:

    Es cierto, las lomas hacen de Santiago una ciudad atípica: padre Pico, San Francisco, El Fuerte… son muchas que nos obligan a veces a hacer un alto en el camino, tomar aire, y seguir la marcha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s