Vuelvo a la secundaria

Olga Thaureaux Puertas

Pioneros de Secundaria Básica

Pioneros de Secundaria Básica

La vida es un gran circulo; sí, ahora mismo le explico. Me he pasado el fin de semana, asesorando y revisando los seminarios y trabajos prácticos que le han solicitado a mi hijo en la secundaria básica donde estudia. Sucede que el cambio de la Primaria a la Secundaria se siente.

Ahora tienen que entregar esos seminarios y trabajos prácticos, de Historia Antigua, Historia de Cuba, Cívica e Inglés, y después defenderlos ante un tribunal de profesores. Puede parecer sencillo, para ellos no lo es; aunque reconozco que yo estoy más tensa que él y los compañeros con los que he hablado. Cuando les menciono el tema, dicen: “No te preocupes, que vamos a salir bien”.

La pregunta siguiente no pudo faltar: “Y por qué están tan seguros”. Me miran y responden, “porque todo eso lo hemos estudiado bien, se han hecho preguntas escritas, trabajos de controles y los profesores han aclarado las dudas en los repasos”.

Pioneros de Secundaria Básica

Pues sí, con esos argumentos tengo para quedar tranquila porque me consta la dedicación y preparación de los profesores de la secundaria básica Abel Santamaría, ubicada en el centro urbano del mismo nombre.

Confío en Mirna, la coordinadora del grupo, con una experiencia extraordinaria; Rosamary, la guía, muy joven, pero con esa asesora al lado, hacen un dúo formidable, que exigen al máximo a sus alumnos, porque ellas lo dan también todo. Pero sé que los contenidos, las exigencias y los planes de estudio han cambiado.

A tal punto que a veces en casa hemos tenido que hacer un alto, ir al librero o a la PC, indagar, y luego seguir. Recuerdo entonces la reunión de padres del viernes, cuando nos explicaban cada uno de los objetivos y procedimientos de las evaluaciones restantes, el calendario de examen y revalorización, y por supuesto, apelaban al apoyo de los padres.

Nada, que aunque tengo confianza en los profesores, por estos días me siento como si estuviera cursando nuevamente el séptimo grado, les confieso que estaré así hasta que me den las notas finales.

Con seguridad, en muchas casas de Santiago de Cuba, está pasando lo mismo en este momento. Nada que la vida da vueltas, y ahora somos padres y estudiantes, igual que hicieron conmigo y mi hermano. La vida es un círculo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Vuelvo a la secundaria

  1. Sócrates dijo:

    Olga y como da vueltas la vida con el tema del uniforme que es un verdadero lío comprarlo, es verdad que en eso la vida es un círculo o una línea recta porque siempre es lo mismo

    • olga dijo:

      Gracias por su criterio, si supiera que en mi caso eso nunca ha sido problema, la talla de mi hijo la he encontrado siempre en la tienda de la localidad donde vivo, aunque se han dado opciones de comprarlo en cualquier lugar de la provincia, para evitar esas molestias que ocasiona ir buscando tallas de tienda en tienda. Sé de esas situaciones en niños con tallas muy pequeñas y muy grandes, que son las deficitarias.

  2. mabel dijo:

    Así es la vida es un cículo debes hacer bien y no mirar a quien porque nunca sabes que te salvará del precipicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s