El fuego del Caribe que nos abraza

Aída Quintero Dip

Festival del Caribe

Festival del Caribe

No es que una sea fanática a ultranza ni devota sin distinción, pero el que nace, estudia, trabaja  y vive en Santiago de Cuba tiene necesariamente que amarla con una pasión que, a veces, nativos de otras tierras no llegan nunca a comprender.

Eso me sucede a mí,  a muchas de las personas que me rodean sean familiares, amigos, vecinos; ese arraigo no es privativo de mi generación, es como una linda “plaga” de la que padecen niños, adolescentes, jóvenes, viejos; mujeres y hombres de cualquier instrucción, profesión, oficio o creencias.

Esta tierra tiene una magia que hechiza, más allá de sus ricos valores históricos, patrimoniales y naturales que nos enorgullecen.

Sus pobladores desprenden un ardor característico, una gracia singular para el baile y la música que se pone de relieve en su grado más alto cuando se celebra el Festival del Caribe o Fiesta del Fuego, o toca la corneta china indicando que es hora del Carnaval.

Es esa cercanía del mar y las montañas que nos definen y nos abrazan al calor del fuego del Caribe, irradiado por hombres y mujeres de las naciones que lo integran, portadores de las más autóctonas raíces culturales de sus pueblos. Es el Caribe que nos une desde Santiago de Cuba.

Julio es un  mes peculiar para los que nacimos en este pedazo del archipiélago.  Nos esperan días de homenaje, de fiesta, de calles repletas de canto y de folclor;  de gente expresando sin miramientos toda la alegría que brota del corazón, toda la fuerza que le viene de sus ancestros.

Circunstancia que imprime un sello especial a una urbe añeja y rejuvenecida ante el aniversario 60 del Moncada, la cual ejerce cierta magia entre sus nativos y en quienes la visitan, sobre todo, por la hospitalidad e idiosincrasia de su gente llana y sincera, que siempre le regala un amor eterno e incondicional a su ciudad.

Abundan testimonio de su vida, obra e historia como las famosas Crónicas a Santiago de Cuba,  de la autoría de Emilo Bcardí, su primer alcalde, que en una de sus más conocidas valoraciones la calificó de muy noble y leal.

Es que cada 25 de julio los santiagueros celebramos la fundación de la villa por el Adelantado Diego Velázquez, en 1515, y cada 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional, es como si los tiros que atacaron al cuartel Moncada volvieran a escucharse, y  Santiago palpitara al compás de toda Cuba.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El fuego del Caribe que nos abraza

  1. Su nombre lo dice todo Santiago de Cuba nuestra ciudad héroe y hospitalaria, llena de historias, raíces y tradiciones.

  2. lamambisa dijo:

    Ciertamente esta tierra tiene una magia que hechiza a todo el que la visita y más cuando se adentran en sus ricos valores históricos, patrimoniales y naturales.

  3. Aídacelia dijo:

    El fuego de la fiesta del Caribe se siente en las calles santiagueras y en la cordialidad e idiosincrasia de su gente.

  4. Daphne Garcia dijo:

    Nuestra historia tiene raíces de profunda cubanía y muchos grandes efemérides de Cuba son también fechas relevantes de nuestra ciudad

  5. Esther dijo:

    Santiago, es eso, cautivadora.

  6. María dijo:

    Ya casi llega el Festival del Caribe a disfruitar de la hospitalaria Santiago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s