El néctar negro de todos los dioses

RAFAEL CARELA RAMOS

cafeEn otras épocas, le llamaban “el néctar negro de los dioses blancos”, pero después del triunfo de la Revolución cubana en enero de 1959, con su carga de  igualdad social y justicia para todos, le llaman “el néctar negro de todos los dioses”.
Se trata del café, una de las infusiones más consumidas  en esta parte del mundo, y que en Cuba en general y Santiago de Cuba en particular,  es insustituible.

Las más reyoyas santiagueras mantienen  la costumbre de brindar café a los vecinos en las mañanitas,  lo que constituye un acto  que contribuye a fortalecer las relaciones humanas entre  miembros de la comunidad.

El café llegó a la isla con los colonos franceses  y sus dotaciones de esclavos, hace más 200 años,  que emigraron y se establecieron en  la región más oriental de Cuba, como en Guantánamo y Santiago de Cuba, huyendo de los aires liberadores de la Revolución Haitiana ( 1791-1804).

El café forma parte importante de la cultura cubana. Para la gran mayoría de los adultos de este país  beber una taza de café es una de las primeras acciones del día, y pretexto  obligado de cualquier encuentro entre amigos, conocidos o de una buena sobremesa.

Dicen que en los campamentos del  Ejército Mambí, durante la guerra de independencia contra el colonialismo español, no faltan el saoco: ron con agua de coco; canchánchara: ron con miel; y el café que se da en nuestras montañas como Pedro por su casa.

En la actualidad se conservan restos de aquellas haciendas cafetaleras de entonces, particularmente en la Isabelica, en la Gran Piedra, una de las más importantes  y mejor conservas locaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El néctar negro de todos los dioses

  1. Hortensia Peña dijo:

    Es tan arraigado ese hábito que los cubanos lo llevamos por dondequiera que vamos. Yo como santiaguera, lo tomo todos los días y se lo brindo a todos. Me gusta tomarlo acompañada, sentada y que esté Caliente, Amargo, Fuerte y Espumoso.

  2. Aídacelia dijo:

    No hago distinción en el nombre, solo sé que ese néctar de los dioses me encanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s