El Carnaval de 1953 y el asalto al Moncada

Miguel A. Gaínza Chacón

 

Carnaval santiaguero

Carnaval santiaguero

Algunos de los jóvenes que acompañaron a Fidel Castro al amanecer del 26 de julio de 1953 en el ataque al cuartel Moncada, segunda fortaleza militar de la dictadura de Fulgencio Batista, habían llegado a la ciudad de Santiago de Cuba uno o dos días antes de la acción armada.

Al compás del carnaval, se agitaba la urbe ubicada en la franja sur oriental de Cuba, y es que Fidel Castro y el resto de los organizadores del movimiento, habían hecho coincidir el momento del ataque con el ajetreo habitual de un festejo, que dicho sea de paso es desde tiempo inmemoriales, uno de los más concurridos, coloridos y musicales del Continente, de ahí su fama internacional.

Cuartel Moncada

Cuartel Moncada

Nada extraño, entonces, el hecho de que varios de los asaltantes del cuartel Moncada en Santiago de Cuba, jóvenes por demás, no pudieran abstraerse del influjo de estar en medio de la celebración más notoria del país, y salieran a recorrer la ciudad.

Tampoco tiene nada de excepcional que hayan podido tomar la espumosa cerveza Hatuey, reina del Carnaval, y por qué no: quizás hayan bailado con alguna santiaguera, a pocas horas del encuentro con la Historia en las aspilleras y pasillos del “Moncada”.

Y ¿qué habrán bailado los jóvenes revolucionarios, en medio del Carnaval más formidable de Cuba?

En el inicio de la década de los cincuentas del siglo XX, no solo en Santiago de Cuba sino en el resto del país, era innegable la popularidad que habían alcanzado los ritmos dominicano (merengue), puertorriqueño (plena y bomba) y venezolano, que “lidiaban” con la sonoridad de las interpretaciones del inmenso Beny Moré, la genial Orquesta Aragón… plantados frente  a Cortijo y su combo, Ángel Viloria, Dioris Valladares…

Y en la ciudad santiaguera en Carnaval, quizás aquellos muchachos alegres llegados casi todos desde el Occidente del país, se movieron al compás de “Máquinolandera”, “Dale con la punta del palo”, “Elena toma bombón”, “Candelina Alé”, “Cochero pare”, “El Negrito del batey” y muchas más, que reinaron sin discusión en el Rumbón Mayor de Santiago de Cuba.

Todas esas canciones fueron hits entre los bailadores cubanos desde principios de los 50 y se mantuvieron a lo largo del tiempo en el gusto popular de los santiagueros, ayudados por emisoras como el Circuito Oriental de Radio, la CMKC, hoy Radio Revolución; CMKW Frecuencia Popular, hoy Radio Mambí; Radio Hernández, Radio Santiago, Radio Turquino…

Lo más lógico, entonces, es que los jóvenes revolucionarios, al salir a recorrer la ciudad en Carnaval en pleno julio de 1953, hayan decidido, al ritmo de canciones inolvidables, “echar un pie” apenas unas horas antes de “asaltar el cielo” y de entrar en la eternidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s