El negocio de ser “preso político” en Cuba

Luciano Estremera Morales

Si es usted de los que dentro de esta Isla quiere obtener dinero fácil, sin trabajar ni aportar socialmente, tiene, en convertirse en “preso político”, una alternativa más que viable.
Se trata de que la Fundación Cubano Americana radicada en Miami otorga cincuenta dólares mensuales a cada uno de los detenido con esta condición, por el solo hecho de manifestarse contrario a las políticas del gobierno cubano e incumplir las regulaciones carcelarias.

Esta cantidad es el doble de lo que como promedio recibe un trabajador en el mismo tiempo, por lo que sin dudas constituye una jugosa tajada en una nación donde las necesidades básicas están en buena medida subsidiadas.

Dichas personas no cumplen con el régimen de las prisiones del país, no visten el uniforme de reclusos y se niegan a trabajar para pagar su deuda social entre otras conductas.

Revisando las condenas de estos “presos políticos” se advierte que en su inmensa mayoría se deben a delitos comunes de primer grado como robo con fuerza, lesiones graves, tráfico de drogas, desorden público, amenazas y violencia doméstica y hurto y sacrificio de ganado mayor.

Maiquel Medianeja Ramos, Yuselín Ferrera Espinosa, Alexey Vargas Martín, Aracelio Riviaux Noa, Mayelín La O Montero, Julio Cesar Vega Santiesteban, Ernesto Riverí Gascón, Jesús Amauris Portuondo Giró, Bianco Vargas Martín, Dianco Vargas Martín, José Enrique Castillo Bidet, Yunier Osorio Hernández, Irenaldo Ferrer Dalmau. Elier Fon Ramis, Enrique Figuerola Miranda, Alexander Aldana Batista, son algunos de los nombres que se corresponden con las causas antes mencionadas.

Después de exhibir esta sarta de atrocidades, convertirse en opositor es una vía para intentar paliar las condenas y ganar dinero fácil.
Pero como entre este tipo de “uniones convenientes” media el dinero como factor de cambio y única motivación, ahora aparecen algunas irregularidades con el pago, pues los encargados de recibir la tajada y distribuirla están divirtiéndose por estos días con la platica de los presos.

Miembros de la ilegal UNPACO (Unión Patriótica de Cuba) usaron el mes pasado el dinero de los reclusos para una actividad rimbombante en la playa santiaguera de El Francés, por lo que los reclusos no recibieron su “billete”.

Ante la protesta de los familiares y la alarma de la Fundación Cubano Americana, pues el presente mes se duplicó la tajada, bueno casi, porque dieron noventa dólares (siempre se jodieron diez), seguida de una disculpa asolapada de la que este reportero supo.

En fin que esta es la camada que se hace llamar oposición en Cuba, donde la coincidencia se vende barata, los valores morales andan de vacaciones y de patriotismo ni una pizca, el nombre de esta “fundación” es una burla al término en toda su extensión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El negocio de ser “preso político” en Cuba

  1. Lolo dijo:

    La política es así, se preta para unos y para otros, se venden por poco esos presos, aunque en Cuba ese dinero es bastante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s