Recobra su esplendor en la ciudad que lo vio nacer

– El Centro Gallego como lo conocen muchos o Sanatorio Concepción Arenal como lo bautizaron, se restaura por el aniversario 500 de la ciudad

Los años le han pasado por encima a sus paredes aunque siguen las batas blancas de un lado a otro brindando una mejor calidad de vida. Quien recorre sus pasillos se percata de que aún quedan vestigios de los tiempos de esplendor: la lápida de la primera directiva, algunos nombres de los pabellones, una farmacia, los amplios corredores, las escaleras en lo que una vez fue su entrada, el escudo en el piso… y un nombre que circula entre la gente y que asume como propio, el Centro Gallego, a pesar de que en la actualidad es el Hospital Materno Este y Hogar Nutricional.

Carlos Formet en sus crónicas de la ciudad describe: “En junio de 1909 y para llevar a cabo el acuerdo discutido de construir la Casa de Salud se nombra una comisión encargada de comprar los terrenos y los planos de construcción del local. El 24 de febrero de 1910 nombró la directiva a un grupo de señores como Amador Franco, Arturo García Ron, José Espino y José Vázquez con amplias facultades para obrar y resolver todo lo concerniente a la construcción del terreno (…)

Más adelante señala: Las obras comienzan en marzo de 1913 y concluyen en enero de 1914 con un costo de 35.030.08 pesos. En febrero se verificó la primera inauguración del primer pabellón de la Casa de Salud Concepción Arenal, nombre otorgado para honrar a la socióloga y penalista gallega.

La apertura fue con un gran banquete donde debutó el Orfeón Galaico, conjunto musical muy valioso para los gallegos de la época.

La tarjeta de inscripción era gratuita, aparecían los datos que constaban en la solicitud como el nombre del socio, la fecha de esta y fotografía en busto y la firma del asociado. Estaba autorizada por el secretariado General y sellado de tal forma que no podía sustituirse la fotografía.

En 1943 en este sanatorio ya se atendían a los de las provincias, contando con los servicios médicos, dentistas, comadronas, así como farmacias donde vendían los medicamentos que prescribían los facultativos de la entidad. En 1949 acuerdan llamar Concepción Arenal a toda la unidad y levantar una planta alta.

Algunos testimonios que recuerdan los primeros años del Sanatorio

Nemesio Trapero, fue un gallego que trabajó 33 años en el laboratorio de este centro y recuerda que “los nombres de los pabellones eran Concepción Arenal, Rosalía de Castro, La Inmaculada, Francisco Barrios, Tomás Estrada Palma que luego fue el Pablo de la Torriente Brau si mal no recuerdo. Había una capilla donde velábamos a los muertos un rato y de ahí se lo llevaban. Allí se vivieron etapas muy duras, muchos de esos gallegos pobres y sin familia se morían sin que nadie le cerrara los ojos. Cuando me decía que se había muerto un gallego sin familia en Cuba yo mismo iba y se los cerraba”.

Existían también reglas para los enfermos como el uso obligatorio del uniforme, el respeto a los empleados y muy importante, evitar ser visto en paños menores.

Renacer en su centenario

El edificio construido por los gallegos adinerados que vivieron en Santiago de Cuba a inicios del siglo pasado, con el fin de atender en estas tierras a los paisanos que una vez cruzaron mares en busca de una mejor fortuna, ya transita por sus 100 años de existencia.

El deterioro del Centro demuestra su longevidad. Por eso, en el advenimiento del aniversario 500 de la ciudad se repara esta instalación. Al respecto Roberto Madurero Pérez, inversionista del Hospital Materno Este y Hogar Nutricional, afirma: “Hay intenciones de abarcar todas las áreas, actualmente Sala A está en fase de ejecución con el montaje de la cubierta, repello, y colocación de los drenajes pluviales, entre otras acciones constructivas. Está prevista también, la rehabilitación de los muros exteriores, pero hay que hacer un reforzamiento de las columnas típicas de aquel tiempo, que ya están agrietadas.

“Se tratará, en la medida de lo posible, de mantener las estructuras originales; en el caso del piso, por ejemplo, será el mismo diseño incluyendo el sello del Centro que aún se conservaba. Siempre se le añadirá algo moderno, se ha pensado en poner una rosa a la entrada de la Sala, porque serán las embarazadas las que harán estancia. El trabajo con los cuentapropistas es esencial, el piso que se repondrá lo fabrican en Palma Soriano con una calidad garantizada.

“Por otra parte, para mantener la estructura se han tenido que adquirir resinas importadas de nueva tecnología que puedan anclar el hormigón nuevo con el hormigón viejo.

“Las paredes se están restaurando también, hasta el momento no se había podido hacer, porque se trabajaban antes con cal y en algún momento habrá que volverla a utilizar. En otras, hemos repiqueteado y resanado con los materiales y técnicas actuales.

“Para fines de año pensamos haber concluido dos bloques constructivos y el resto, en los seis meses posteriores. El país invierte grandes recursos en la reconstrucción de este sanatorio, solamente en Sala A el monto es de un millón de pesos”.

Lo que un día fue solo para cuidar de la salud de los asociados gallegos luego se convirtió, al paso del tiempo, en un centro médico al alcance de todos. Ahora volverá a recobrar su esplendor para mostrarlo con orgullo en el medio milenio de la ciudad que lo vio nacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recobra su esplendor en la ciudad que lo vio nacer

  1. JOSE dijo:

    “el deterioro del centro demuestra su longevidad”,ahora se llama de esa manera a la falta de mantenimiento durante decadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s