En tiempos de 500

Foto 2Quienes desde fuera o dentro acuden al Santiago de hoy, aprecian un latir diferente en las pulsaciones de su gente, de sus calles. Lo que nace entre manos callosas y sudor desbordante a la vista de los transeúntes va conformando una visión otra, una viñeta propia de una evolución que se atempera a los sueños de muchos o a las necesidades más urgentes de otros. La Universidad de Oriente (UO) se ha unido a esa meta de pueblo: hacer perdurable lo útil y lo bello.

Cercana a sus setenta años, la UO lleva a cabo un plan de mejoras que le permiten engalanar sus espacios, reverencia a la añeja villa que trastoca la marca colonial de hace 500 años en motivo de regocijo y deleite espiritual para sus contemporáneos.

No todo se hará para julio, pero tampoco son pocas las obras que ya acicalan sus instalaciones a la vez que mejoran las condiciones de vida y estudio para los estudiantes y trabajadores. Para el MSc. Jorge Mascarell Sarmiento, vicerrector administrativo del centro, todo lo que se previó para la fecha es factible, tras la conciliación prudente con lo planificado en el presupuesto del año.

El directivo actualizó a Sierra Maestra sobre las actividades de mantenimiento constructivo que se llevan a cabo en las áreas de la Alma Máter. Así, mencionó la nueva sede para la Dirección de Informatización (DI), inaugurada recientemente, con más espacio para la instalación y seguridad del equipamiento recibido gracias al programa de colaboración interinstitucional universitaria que se desarrolla entre la UO y el Consejo Interuniversitario Flamenco (VLIR), de Bélgica.

La DI ocupa locales en un edificio de la sede Julio Antonio Mella, en correspondencia con el programa de ordenamiento existente en la universidad con vistas a su 70 aniversario. La construcción comenzó en 2012 y cuenta con el apoyo de COPEXTEL y ETECSA, con el fin de garantizar la continuidad de los servicios informáticos a la comunidad universitaria, una vez que se haya efectuado el traslado de todo el equipamiento, previsto antes de que culmine el 2015.

“Esta es una obra importante para el alcance de nuestra institución, muy compleja, prácticamente constituyó una inversión hacia el interior de la Universidad, pero ya está terminada y ocupada por el personal, después tres años de labores constructivas. También se instaló un grupo electrógeno que garantiza la continuidad de procesos en esta área ante situaciones de desastres naturales u otros”, refirió Mascarell Sarmiento.

FAENAS

De las acciones que más visibilidad y realce han tenido en la Universidad de Oriente están la impermeabilización y pintura exterior del edificio fundacional, que hoy ocupan las facultades de Derecho y Matemática-Computación, así como el redimensionamiento y rehabilitación de la cerca perimetral y accesos de las dos sedes de la Universidad, en aras de ofrecer mayor seguridad a sus instalaciones.

“La cerca perimetral de la sede Antonio Maceo es un proyecto aprobado para este año pero que no va a ser ejecutado en su totalidad, sino solo en algunos segmentos. El resto requerirá de otras soluciones, que enfrentan diferentes problemáticas que hoy tiene la Universidad en su interacción de la comunidad que limita con ella. El segmento comprometido para el 500 es la línea de fachada frente a la Avenida Patricio Lumumba, donde llevan mejoramiento y acciones de pintura también las edificaciones de las facultades de Ciencias Económicas y Empresariales e Ingeniería Mecánica”, precisa el directivo.

Todo ello tributa asimismo a la rehabilitación del edificio del rectorado, símbolo arquitectónico de la urbe, que ha implicado mejoras en su pintura exterior e interior, carpintería, jardinería, entre otros aspectos. Por estos días, gracias a un acuerdo con la empresa RETOMED, se empezará a recuperar “en la medida de lo posible” la carpintería de aluminio, uno de los elementos más vistosos de la edificación.

El tratamiento de la jardinería del lugar, labor que lleva a cabo la CCS “Mártires de San Juan”, responde los requerimientos del proyecto de rehabilitación, con árboles ornamentales de pequeño y mediano porte.

Explica Jorge Mascarell que “el proyecto también tiene contemplado, de una manera armónica, la limitación del transporte en la entrada de la marquesina, con una propuesta de control para el acceso, muy ornamental, que no representa un cierre definitivo de esa zona”.

Estas labores se complementan, al decir del vicerrector, con la construcción de nuevos espacios públicos que, a su vez, garantizarán el acceso a diversas áreas del recinto universitario y ofertas de servicios gastronómicos. La obra debe desarrollarse por la Empresa de Servicios Comunales, partir de un proyecto diseñado por estudiantes y profesores de la Facultad de Construcciones (FCO), para cualificar el entorno previo al conjunto fundacional de la UO.

En el caso de la sede Julio Antonio Mella ya se concluyó la cerca perimetral de la línea de fachada hacia la Avenida de Las Américas, se ha ejecutado el 50 por ciento del techado de la ludoteca, y se han creado mejores condiciones de trabajo para los agentes de Seguridad y Protección mientras avanza la secuencia productiva de la garita de la entrada principal. Además, está previsto el remozamiento de la plaza de actos que se encuentra en las cercanías de la ludoteca, con la restitución de todas las astas, y actualmente se gestiona la compra de las banderas para darle un uso apropiado a este lugar.

Desde el pasado 19 de febrero, más de 800 estudiantes habitan el edificio IMS 1 (12 Plantas) de la Residencia Mella, después de una rehabilitación y mantenimiento general que demandó una inversión de 1 348 000 pesos en CUP y 64 700 pesos en CUC, en aras de elevar el confort en las condiciones de vida de los alumnos becados.

Arena, cemento, pintura, tuberías hidráulicas, muebles sanitarios y metales han transitado en estos meses por las manos de obreros adscritos a formas de gestión no estatal y los que habitualmente asumen las tareas de mantenimiento en la Universidad y sus residencias estudiantiles.

A medio ejecutar se encuentra, también en la sede Mella, la remodelación de la biblioteca, que está prestando servicios de manera limitada a raíz de las afectaciones que causó allí el huracán Sandy. Ya está techado el salón principal y se van habilitar nuevos locales a partir de un proyecto de la FCO con el concurso de la dirección universitaria y de la Dirección de Información Científico-Técnica.

Muy cerca de este sitio se acomete ya la construcción de la Casa VLIR, en lo que fuera la Casa Solar de ese campus. El local será adecuado para funcionar como sede del proyecto de colaboración internacional de mayor envergadura que ha desarrollado la UO en su historia.

Aunque fuera de los “obsequios” que apura la Universidad para el medio milenio de Santiago de Cuba, se han ido ejecutando objetos de obra enmarcados dentro del plan de mantenimiento para el presente año fiscal que posibilitaron, entre otras tareas, el acondicionamiento de locales para la acreditación de las carreras de Ingeniería Hidráulica y Comunicación Social, y el rescate paulatino del comedor de la Residencia Antonio Maceo hasta donde lo permita la disponibilidad de recursos.

Mascarell Sarmiento afirma que el apoyo decisivo del Gobierno y el Partido en la provincia “ha sido un motor impulsor para poder aportar humildemente a todo el universo de trabajo que se lleva a cabo en la provincia por los cinco siglos de la fundación y el 62 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes”.

Septiembre abrirá el calendario de una nueva Universidad de Oriente cuando la ciudad apenas habrá vivido las primeras jornadas de su año quinientos.

De cara al próximo curso escolar la UO ya ha conciliado con el Ministerio de Educación Superior sus objetivos para el 2016, que prevén la continuidad de las inversiones que no se terminarán en los meses que restan al año y la de los edificios I-J y G-H de la Residencia Antonio Maceo. En el área de mantenimiento será prioridad mejorar la infraestructura docente de la sede Julio Antonio Mella, con énfasis en las instalaciones de las facultades de Ingeniería Eléctrica (la de mayor matrícula en la universidad), Ingeniería Química, Ingeniería Mecánica y Construcciones.

Así, la Universidad entrega sus ansias de refundación a las energías transformadoras de una ciudad que amanece, cada día, a la espera de otra heroicidad colectiva en tiempos de 500.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s