Lactancia materna: más que una vacuna natural

NALENA JARES RIVERO

 

lactancia materna 5

Foto: Tomada de Internet

Aunque aún la ciencia y su desarrollo no han podido producir un antídoto milagroso para todos los males del hombre, existe un similar, o que por lo menos, se le acerca en buena medida: la lactancia materna.

Algunos la denominan “alimento ideal”, pero podríamos decir que es más que una vacuna natural, pues en su composición contiene todos los elementos indispensables para el recién nacido, además de otorgarle protección contra las infecciones.

Según algunas bibliografías consultadas así como el criterio de los especialistas “la composición de este fluido es dinámica y obedece a mecanismos de regulación neuroendocrina, donde desempeñan un importante papel células, nutrientes y sustancias químicas”.

La leche materna tiene menor incidencia de infecciones del tracto gastrointestinal y de infecciones de las vías respiratorias, reduce los índices de alergias alimentarias y actúa como protector evitando o retrasando la aparición de Diabetes Mellitus de Tipo 1.

Desde que la mujer da a luz es importante que dé de lactar a su criatura, pues esto le favorece en la involución de su útero, lo cual evita hemorragias y otras complicaciones.

Cierto es que en las primeras horas lo que se aporta es el calostro, pero en la medida en que el bebé succione irá saliendo la leche.

A veces algunas dejan de amamantar porque el pezón se le agrieta y da dolor, pero este se cura en poco tiempo y ya después ni siquiera molesta.

Sin tratar de convencer, solo exponiendo algunas de las ventajas del preciado líquido, podríamos decir que este impide el desarrollo de gérmenes patógenos a nivel intestinal, permite que el aparato digestivo se desarrolle con rapidez, disminuye la incidencia de cólicos en el lactante y el riesgo de diarreas, disminuye la frecuencia de caries dentales y previene la desnutrición.

Desde el punto de vista sanitario es mucho más higiénico. Con solo lavar bien el seno puede lactar al niño, sin necesidad de manipular biberones, coladores y otros recipientes. Además de estar disponible las 24 horas del día sin inconvenientes de sitios donde se encuentren y no deja desperdicios.

En cuanto a lo psicológico favorece la relación afectiva entre la madre y el niño, produce mayor desarrollo socioemocional y psicomotor del pequeño, permite un mejor crecimiento y desarrollo intelectual y reduce la depresión postparto de la progenitora.

En el hospital general docente Clínico Quirúrgico Ginecobstétrico Dr. Juan Bruno Zayas de Santiago de Cuba existe un Banco de Leche Humana el cual fomenta y protege la lactancia materna como alimento exclusivo hasta los seis meses. En este se adquieren entre 9 y 10 litros de leche al mes.

Hasta ese recinto puede llegar toda madre que lo desee para donar su leche, aún cuando no esté ingresada en la instalación hospitalaria, o sea, toda mujer con disposición de donar puede ir a ordeñarse. Incluso, aquellas que hayan ido a ver a algún paciente, que estén de paso por el “Clínico”, o que vivan cerca.

Una vez recolectada, la leche se clasifica y se lleva al proceso d pasteurización que es un calentamiento térmico que se le da al fluido para eliminar los gérmenes que pudieran afectar la vida del neonato.

La contribución de este aporte es un gesto de solidaridad para con los pequeños que por diferentes razones se encuentran hospitalizados en las salas de Neonatología de los diferentes maternos o del Hospital Infantil Sur Martínez Maceira.

La Dra. Kerlis Ortega Cruz es de esas madres que en anonimato ha alimentado a muchos pequeños, pues desde que se reincorporó a trabajar cuando su bebé tenía seis meses, acude al banco de leche humana en cada una de sus guardias a donar su leche para que otros infantes tengan para alimentarse.

Sin peroratas, como decimos los cubanos, piense en cuánto ud. le aporta a su pequeño. No pierda la calma porque crea que dando leche artificial es más rápido la alimentación para su bebé. Piense en su niño y mírelo mientras lo amamanta para que sienta que al amor se hace más grande de usted hacia él y viceversa.

Es super placentero saber que un producto que solo generan las madres, puede salvar una vida.

En esta, la semana mundial de la lactancia materna, se multipliquen las voces de reclamo por una alimentación sana basada en la leche materna, por lo menos hasta los seis meses del recién nacido. Oportunidades y dichas no siempre danzan de la mano, pero esta es una muestra de que hay felicidad y placer en acciones maternales.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s